1650: Tiempo de sangre y acero.

¡A las buenas visitantes de la Choza! Ya hemos sacudido las telarañas vacacionales, y volvemos de nuevo por este rinconcillo rolero que crece día a día con vuestras visitas.(Falta muy poquito para las 10.000) Pero vamos al meollo: Vengo a presentaros un juego de escaramuzas con miniaturas que he encontrado hace nada, y que me está encandilando "de a poquito" que dicen los malagueños. Nos lo trae Tercio Creativo, una compañía española con un nombre sugerente, y más para el juego que nos ocupa. El juego, 1650, versa sobre los combates más o menos clandestinos que tienen lugar en el reino de Iberia, tras la muerte del Rey José Felipe III; dichos combates acontecen en la sureña ciudad de Ysbilia, teniendo como objetivo el honor de acaudillar un imperio que se halla de rodillas frente a sus enemigos. Y me diréis, buah, el enésimo juego de miniaturas muy majo de ver, pero muy caro, conclusión, no jugaré en la vida: Error.

Y es sencillo de ver el por qué, lo primero de todo, de caro nada. Para empezar, el reglamento es gratuito,bien cuidado, y allí se nos incluye todas las reglas necesarias, así como el trasfondo y escenarios dispuestos para jugar en función de su complejidad.
Empezar así, con un reglamento bien ilustrado de 42 páginas, por la cara, siempre es un punto a favor.Otro punto a favor que antes os adelantaba es el trasfondo. Una suerte de Ucronía de como pudo irle al Imperio español  a poco que se hubieran torcido las cosas.

                                  Pero bien torcidas eh?

Posee una trama bien hilada, con fuerte raigambre histórico, aunque con divergencias notables, que plantean un escenario que nos resulta conocido, pero lo suficientemente nuevo como para resultar algo alejado de los patrones históricos.  En esta Iberia planteada en 1650, el país está al borde del colapso, generado por lo que inicialmente parecía una guerra fronteriza, que acabará enquistándose y trayendo funestas consecuencias para la estabilidad del Reino de Iberia. La puntilla necesaria la aporta la muerte del Rey, asesinado en una alcoba ajena; un percal de narices que hace saltar la liebre de los pretendientes al trono, concentrados en la sureña ciudad de Ysbilia,  prometiendo sangre y un buen palmo de acero en las tripas a quienes se opongan a ellos.

Os brindo un retazo del reglamento, que os ilustrará perfectamente: "En aquella Ysbilia, criba de despojos castizos de otro tiempo, huérfana de regio padre, mortalmente enferma de pestes y militarizada hasta la veleta; se daban cita los que aún tenian el buen hacer de servir a la extinta Corona y los que, enfrentándose a ella, y tachándola de marchita, procuraban para el futuro de Iberia un Nuevo Orden donde no volvieran a cometerse los errores del pasado.

Ha dado comienzo una secreta guerra intestina que tendrá como objetivo alcanzar el poder de un Imperio moribundo."

Un juego muy  interesante, la verdad, con un sustento de trasfondo muy sugerente, unas dinámicas de reglas amenas y no excesivamente complicadas(aunque he de reconocer que he de pegarle un repaso concienzudo), generando un juego de escaramuzas rápidas, que deja en el paladar un cierto regusto dulce a esas partidas de Mordheim, que tanto nos gustaban a los chavales que nos iba más el rol que los wargames puros y duros.

Como mínimo, darle una oportunidad al manual en Pdf es casi obligatorio, luego lo suyo sería animarse a echar alguna partida de prueba con unas poquitas miniaturas viejas que tengáis por casa, como me parece que haré yo, tentando a mi más antiguo camarada de armas. Por cierto, las miniaturas de estos chicos, magistrales, sin más, con un precio asumible para como está el patio, y geniales en su factura, en definitiva.
Mira que yo me habia despegado ya hace siglos y por los idem de los idem de las miniaturas, pero propuestas tan buenas como ésta aún me harán dudar...

Con el beneplácito, espero, de los creadores y a fin de difundir su magnífico trabajo, aquí os dejo el Reglamento: Plante aquí su pica en Flandes

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante apariencia. Ya tocaba algo así de producto español. Desde Aquelarre no se veía algo en España tan decente. Muy buena pinta, sí señor. Me quito el sombrero, y nunca mejor dicho. Habrá que afilar las vizcaínas y limpiar las pistolas de duelo!

Elodhir

Midas dijo...

Gracias por la visita!Pues la verdad es que no puedo por menos que coincidir contigo, da gusto ver como la gente de aquí medra con proyectos tan interesantes como estos. Yo cada día que pasa creo que acabaré cayendo con todas las de la ley.jeje. Y lo mejor de todo es que tiene pinta de que lo mejor de este juego aún esta por llegar (siendo lo que hay realmente bueno), por que viendo las miniaturas que están por salir...Por ejemplo la del convicto, que pelea por salvar la vida bajo la tutela del Antiguo Régimen es...brutal, sin más.

¡A afilar la vizcaína se ha dicho pues!jeje.

Aras Tremandur dijo...

Es interesante el planteamiento, las figuras son bastante buenas. El reglamento no me lo he mirado, la verdad. Parece interesante y prometedor. En cuanto a un futuro uso con algún proyecto mío... 1650 me pilla "un poco" lejos. Pero es interesante :)

Un saludo.

Transmetropolitan dijo...

La verdad es que tiene muy buena pinta. Acabo de entrar en el blog y veo que los tíos son del sur de españa, pero que online vende area51, que es una tienda de Barcelona :D

¿Alguien tiene idea de quienes son los escultores? Me recuerdan a los de Ron & Bones y Tales of War, de donde he sacado algunas buenas minis para jugar a rol :)

En fin, tendré que llevarme el manual al club friki, no sea que nos animemos a probarlo, jejeje.

Midas dijo...

Me alegro sinceramente que os haya gustado, albergo la esperanza de que incluso os animéis a probarlo.jeje.

@Tremandur: Sí que te queda algo alejado del proyecto que llevas entre manos, pero la clave de esto es disfrutar de la historia, nos llegue de cuando nos llegue no?jeje.

@Transmetropolitan: Pues da la casualidad de que tiempo atrás encontre el blog de un escultor/dibujante que está asociado al proyecto. Su nick es Sergus y su blog es el siguiente: http://el-vademecum.blogspot.com/

*Además de Area51, tengo entendido que venden online a través de EMinis, por si alguien se anima a buscar las miniaturas.

Gracias a ambos por la visita!

Narrador dijo...

Efectivamente, yo conocí el juego por sus miniaturas, que pusieron en el catálogo de e-minis la pasada semana.
Cada una sale por 12€, y la verdad, pienso pillármelas para mi mesa de rol.

Midas dijo...

¡A la buenas Narrador!Me alegra sinceramente verte por aquí ilustre caballero. Al igual que tú, también encontré todo este interesante tinglado a través de e-minis, bendita casualidad.jeje.Por lo general suelo pasar de largo con los correos que mandan, pero este proyecto me pareció tan interesante,y encima patrio, que no podia dejar de reseñarlo.

Agradecido por tu vista quedo, pero he de corregirte con los números, que echando un vistazo a la web, salen por 7'95€. Es más, salvo el caserón de Plaza Fuerte, todo el stock (miniaturas, escenografía) está por 8 pavicos.

Espero verte por aquí, yo iré rondando tus blogs! A reveure!

Narrador dijo...

Uy, es verdad. 12€ es el precio de otra línea que mire el mismo día.
Saludos a ti también... ¡nos leemos!

Aras Tremandur dijo...

Pues si, al final es cogerle el gustillo a la historia y viendo esto me recuerda las novelas de Alatriste y el 7º Mar.

Un saludo

Anónimo dijo...

Recordemos también a Avatars of War como producto español. Parece que el abanico de miniaturas en España se va ampliando, y con resultados muy buenos por lo que se puede apreciar, y en el caso de 1650, con reglamento y bases de juego incluídos.
Habrá que hacer algunas partidas de prueba a ver qué tal el sistema.

Camachín.

Midas dijo...

Vaya...no tenía ni idea de que Avatars of War era española, vaya pedazo de escultores tenemos en este país...y vaya pedazo de proyecto, las miniaturas son para flipar también.

Me alegra que te haya gustado la propuesta, a ver si nos vamos animando con 1650 y nos embolicamos unos cuantos a conquistar Ysbilia a sable y sangre!

Y muchas gracias por la visita Charlie!